América LatinaDeclaracionesDestacados

Fidel, un legado universal necesario para la utopía y la supervivencia de la Humanidad. MESC

Hoy se cumplen 5 años del fallecimiento de Fidel Castro Ruz. El MESC (Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba, del que el FAI hace parte) hace un reconocimiento del gran legado revolucionario, no solo para Cuba sino para el mundo en su conjunto y la izquierda en particular, que dejó el líder de la Revolución cubana. Comunicado:


El 25 de noviembre de 2021 se cumplen 5 años del fallecimiento de Fidel Castro Ruz. Desde el MESC (Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba) hacemos un reconocimiento del gran legado revolucionario, no solo para Cuba sino para el mundo en su conjunto y la izquierda en particular, que dejó el líder de la Revolución cubana. Su trayectoria política, tanto teórica como práctica, marcó la historia y el futuro del país en la construcción del socialismo cubano. Pero la contribución de Fidel también inspiró y sigue inspirando a otros pueblos oprimidos y a muchas organizaciones sociales que luchan contra las injusticias del capitalismo. Son muchas las lecciones que se desprenden de su praxis política al servicio de la justicia social y de la Humanidad, evidenciadas aún más en la actual crisis sistémica y del COVID19.

Fidel es el autor intelectual de los logros del país en el desarrollo biotecnólogico y del internacionalismo médico cubano. La gestión ejemplar de la pandemia en la isla es consecuencia de la voluntad política de crear un pueblo culto y desarrollado educativa y tecnológicamente, y con una sanidad gratuita y universal. Los avances científicos de Cuba, que han permitido vacunar con vacunas propias a toda su población, incluida la pediátrica, son resultado de la visión de Ciencia y de soberanía económica de Fidel.

La colaboración altruista de Cuba con otros pueblos fue impulsada por el Comandante en Jefe a inicios del triunfo revolucionario de 1959 y la actualizó posteriormente cuando se decía que la Historia llegaba a su fin, allá por finales de los años 80 y principios de los año 90 del siglo pasado. Desde entonces el pueblo de Fidel ha desarrollado una práctica de solidaridad internacional que ha devenido en una seña de identidad de Cuba, contribuyendo a la dignidad plena del ser humano. El gobierno cubano ha formado un personal sanitario técnica y profesionalmente muy cualificado, y con una ética que tiene como prioridad defender la vida humana, siguiendo los principios martianos de Patria es Humanidad, unidas a la humildad y el sacrificio que Fidel abanderó con su ejemplo.

Por otro lado, la visión geo-política de Fidel, siempre adelantada a su tiempo y al servicio de los humildes y las causas justas, alertó en más de una ocasión al mundo de los graves problemas de la Humanidad, señalando sus causas y a sus responsables, el capitalismo y el imperialismo: el hambre, la pobreza, la supervivencia de la especie humana, el analfabetismo, la falta de salud, la destrucción del medio ambiente, la discriminación de la mujer o por motivos de religión o del color de la piel, el acceso de los pueblos a los recursos naturales, entre otros males. En la actualidad, Naciones Unidas recogió algunos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y trata de eliminarlos con una Agenda 2030 que Cuba ya garantizó a su pueblo y sigue contribuyendo para que otros pueblos los alcancen.

Estos logros conseguidos por la Revolución Cubana bajo la dirección de Fidel son un ejemplo de que un mundo mejor y más justo es posible. Y por si fuera aun más difícil, todo esto se desarrolla en el contexto más hostil posible, bajo un bloqueo económico, comercial y financiero que EEUU impone desde seis décadas a la isla con el fin de ahogar la economía del país caribeño. Pero Fidel también demostró que el pueblo cubano es libre, soberano y digno, y que resiste todas las agresiones y reveses convirtiéndolas en victorias.

Y por todo ello, porque Fidel y Cuba molestan a los poderosos, su figura es atacada por la derecha y la extrema derecha. Cuba se ha convertido en un ejemplo que rompe los muros del pensamiento único, demostrando con hechos y con victorias que se puede construir un proyecto de país con unidad y verdadero protagonismo popular, con una revolución de los humildes, para los humildes y por los humildes. Este mal trato informativo forma parte de la gran matriz de opinión creada en torno a Cuba que trata de minimizar los éxitos de la revolución cubana y el papel político de Fidel mientras que maximiza las dificultades que enfrenta el país, obviando o relativizando el impacto del bloqueo de EEUU, y acusando cínicamente al socialismo cubano como sistema fallido.

Fidel nos dejó físicamente, pero queda el legado de quien encabezó la esperanza y le dio la victoria al pueblo cubano e inspiró al mundo a seguir el camino en pos de las utopías colectivas. La historia ya le absolvió. Ahora nos toca a nosotros y nosotras seguir su ejemplo y mantener vivo su legado. Será la mejor manera de rendirle homenaje, y así multiplicar sus ideas por el bien de la Humanidad y las causas justas.

25 de noviembre de 2021


(Aparecido también en Cubainformación el 25 de noviembre de 2021)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.