ArtículosCampañasDestacadoImperialismo e InternacionalismoVenezuela/América Latina

Brisa bolivariana

Miguel Hernández escribía en 1931, en plena guerra española contra el fascismo: “Vientos del pueblo me llevan, vientos del pueblo me arrastran, me esparcen el corazón y me aventan la garganta.”

Disfruto con la imagen. Además de poética, es certera. Expresa muy bien la idea del movimiento permanente de los pueblos que no aceptan su dominación y se pasan el testigo unos a otros, como una fuerza anímica imparable.

Y por otra parte ya sabemos nosotros que en aquella circunstancia de confrontación concreta en la que escribió Miguel Hernández, estuvo presente el Libertador Simón Bolívar, no solo a través de los latinoamericanos que lucharon del lado republicano de la contienda, sino también espiritualmente, ideológicamente, acompañando de alguna manera aquellos vientos del pueblo contra el fascismo. Así lo supo ver el entonces Cónsul de Chile en Madrid, Pablo Neruda, que dejó claro testimonio de ello en su Canto a Bolívar. “Yo conocí a Bolívar, una mañana larga, en Madrid, en la boca del Quinto Regimiento”…

“Capitán, combatiente, donde una boca grita libertad, donde un oído escucha, donde un soldado rojo rompe una frente parda, donde un laurel de libres brota, donde una nueva bandera se adorna con la sangre de nuestra insigne aurora, Bolívar, capitán, se divisa tu rostro.”

Setenta y cinco años más tarde, esa misma idea del viento del pueblo, con Bolívar presente, la recogió nuestro Comandante Chávez el 29 de abril de 2006, en un aniversario del Alba. “Que buena brisa está soplando aquí, sopla viento, sopla viento bueno, ese es el viento bolivariano, el viento del ALBA. El viento del Che Guevara que vuelve, es el viento que viene de La Sierra Maestra, el viento de José Martí, es el viento que trae el espíritu de Túpac Amaru, de Túpac Atari.”

Es por esas razones, y porque me siento plenamente identificado con la imagen y con la idea que ella expresa, que me gusta tanto la insistencia de Diosdado en referirse de continuo a la “brisa bolivariana” que recorre el Continente: “Hoy esa brisa bolivariana que hace un año andaba, parece que sigue andando y esa brisa va a seguir, eso es inevitable, no podrán, ni el imperialismo ni la OEA ni un millón de ineptos como Almagro, con los pueblos que deciden ser libres”.

Y me identifiqué también mucho con las palabras de Nicolás Maduro en su intervención del martes pasado, cuando expresó que: “la brisa bolivariana sopla libertaria” en América Latina tras el regreso de Evo Morales a Bolivia.

(Publicado en Correo del Orinoco el 12 de noviembre de 2020)

Comments are closed.