ArtículosDestacadoVenezuela/América Latina

Ciudad Comunal

Conversé varias veces con el presidente Hugo Chávez sobre “la ciudad” como realidad y como idea.

Hacía muchos años ya lo había hecho también con Alfredo Maneiro en diversas oportunidades, cuando nos imaginábamos la Patria que queríamos construir superando a la de entonces. Una Patria en la que el desarrollo emancipador de la más hermosa utopía democrática tenía necesariamente que sustentarse en los ámbitos de unas ciudades que lo permitieran. Pues Alfredo no se quedaba en los aspectos más cercanos y concretos de la política. Como buen revolucionario, disfrutaba adelantando en su imaginación las líneas principales del futuro por el cual luchaba.

Ahora con el presidente Chávez de alguna manera volví a revivir esa pequeña historia personal, pero esta vez ya no soñando con el socialismo, sino acompañando desde el Gobierno al pueblo que quería  construirlo, o mejor dicho que lo estaba construyendo y que tenía la imperiosa necesidad de hacerlo muy bien.

A Chávez le interesaba muchísimo el tema de la ciudad. Y para mí era un privilegio estimularlo en el desarrollo de su pensamiento. Tuve la oportunidad de escribir para él algún texto orientador, o de
regalarle algún libro. Pero fue sobre todo conversando, a veces por teléfono, y a veces personalmente, como mis humildes conocimientos profesionales y algunos planteamientos que venía esbozando a lo largo de los años sobre el tema, trataban de ponerse al servicio de la extraordinaria capacidad de pensar que tenía Chávez y de conectar su pensamiento con la realidad. Yo tuve siempre la impresión de que cuando uno modestamente le ofrecía un ladrillo, el Comandante lo multiplicaba enseguida para
levantar una prodigiosa construcción.

Recuerdo con particular intensidad el periodo de finales de 2006 y el 2007 donde nos sorprendió a todos con la propuesta de reforma constitucional y su nueva Geometría del Poder, en la que, apoyado en la noción de Comuna, que para él era la clave de la organización popular en la construcción del socialismo, incluía un “concepto revolucionario de ciudad”, tal como el mismo lo definió.

“…este nuevo concepto revolucionario de la ciudad comunal, de la ciudad comunal” (H.CH./25.11.2007).

Concepto que mantuvo ya para siempre en el corpus de sus grandes ideas políticas: “el poder comunal, el autogobierno comunal, una ciudad comunal pues, el socialismo.” (H.CH./ 30.12.2011).

Ahora oigo al presidente Nicolás Maduro hablando sobre la ciudad comunal y me emociono. Leo el Proyecto de Ley de Ciudades Comunales que está desarrollando la Asamblea Nacional y siento una alegría profunda. ¿Qué quieren que les diga?

(Publicado en Correo del Orinoco, el 25 de marzo de 2021)

Comments are closed.