América LatinaCampaña Contra bloqueo CubaDeclaracionesDestacados

Declaración internacional de solidaridad con Cuba Socialista

Publicamos a continuación una declaración de apoyo a Cuba Socialista, impulsada por numerosas organizaciones de todo el mundo, entre ellas, el FAI. Encarecemos el apoyo de otras organizaciones, enviando su adhesión por correo electrónico a [email protected]

DECLARACIÓN INTERNACIONAL DE SOLIDARIDAD CON CUBA SOCIALISTA

(Versión en inglés)

Si tocan a Cuba se levanta el mundo

Los partidos políticos populares y organizaciones antiimperialistas abajo firmantes, de diversos países del mundo, levantamos nuestra voz para expresar nuestra solidaridad con el pueblo y el gobierno cubano presidido por Miguel Díaz-Canel, frente al bloqueo estadounidense y la campaña de agresiones que está sufriendo Cuba socialista.

El drama mayor es el bloqueo yanqui establecido desde febrero de 1962 y mantenido hasta hoy, habiendo pasado por la Casa Blanca presidentes demócratas y republicanos. El neonazi de Donald Trump lo agravó con 243 medidas entre 2017 y 2021, y Joe Biden lo mantiene tal cual, sin levantar esas medidas económicas y financieras; ni siquiera la infame colocación de la isla en la lista de “patrocinadores del terrorismo”.

Esa continuidad del bloqueo demuestra que el sistema político de EE UU no es una democracia, como presume, sino una plutocracia, o gobierno de los ricos. Un sistema bipartidista donde siempre mandan Wall Street, los monopolios, la CIA, el Pentágono y sus planes de dominación mundial. ¡Es la dictadura bipartidista del gran capital!

Ese bloqueo es repudiado por la abrumadora mayoría de países, como se expresa en la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 1992 hasta hoy. Se han registrado 29 votaciones favorables a Cuba, la última el 23 de junio pasado, con un resultado de 184 contra 2 (EE UU y Israel). No obstante ese repudio al bloqueo que califica como criminal y acto de genocidio, el imperialismo yanqui lo sostiene.

El objetivo es rendir por hambre y enfermedades al noble pueblo que optó por la vía cubana al socialismo, con las raíces en José Martí y la conducción de Fidel Castro, continuado con Raúl y ahora nuevas generaciones de dirigentes, su Partido Comunista, sus organizaciones de masas y las FAR.

Ya lo dijo en 1960 el secretario adjunto del Departamento de Estado, Lester Mallory: el bloqueo debía “provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”. Hasta ahora han fracasado en su objetivo principal de derrocar al socialismo. Sí han tenido éxito relativo en generar hambre y desesperación en algunos sectores de la población, por las carencias derivadas del bloqueo. A Cuba le impiden comerciar libremente, acceder a divisas, comprar medicamentos e insumos médicos, recibir vuelos chárter y cruceros de turismo desde EE UU, etc. Castigan a las navieras que transporten petróleo a Cuba para afectar, vía corte de combustible, el comercio, el transporte y la generación eléctrica; sancionan a bancos que operen con la isla, bloquean giros de familiares cubanos del exterior, etc.

El canciller de Cuba ante la ONU cuantificó los daños económicos directos entre abril de 2019 a marzo de 2020: 5.570 millones de dólares, que se estiran a 9.157 millones si se computa hasta diciembre de 2020.

No son sólo números. Se traducen en muchas cosas que el gobierno de Díaz -Canel no puede hacer por falta de recursos. Como si eso fuera poco, la economía isleña sufrió el impacto de la pandemia de COVID y el cese del turismo, por lo que su producto bruto cayó casi 11 puntos en 2020. De todos modos, el pueblo siguió firme con la opción del socialismo y realizó su VIII Congreso del Partido Comunista en abril de 2021.

Al mismo tiempo hizo esfuerzos notables contra la pandemia, dentro de su país y siendo solidario a nivel internacional. Dentro de Cuba, con su rama científica y bioquímica elaborando cinco candidatos vacunales, de los que ya dos se convirtieron en vacunas, la Abdala y Soberana 02. Y siendo solidaria con muchos países mediante 56 misiones de la Brigada Médica Internacional “Henry Reeve”, de 2.500 de médicos y personal de salud.

El camino de Cuba no está pavimentado con pétalos de rosas. Hay muchas espinas que se clavan y duelen, así como maniobras del “mal vecino” y la gusanería de Miami, que con propaganda, redes y dólares, ayudan a los gusanos de adentro, caso del movimiento “cultural” San Isidro, la ONG de Rosa María Payá y otras dependientes de las órdenes y giros del Departamento de Estado y la USAID.

El 11 de julio se juntaron en una protesta varios centenares de cubanos, doloridos por sus necesidades básicas insatisfechas, pero impulsados por mercenarios que llevaron la batuta bajo el rótulo seudo humanitario de #SOSCuba. Con mucho oportunismo, aprovecharon un momento álgido de las carencias de alimentos, combustibles y cortes de electricidad, junto con días de mayores contagios y muertes por COVID-19. Salieron a la calle en 7 u 8 ciudades, que las agencias de noticias imperialistas aumentaron a 50. Eran centenares, en total algunos miles, pero esas agencias los multiplicaron hasta “multitudes”. Argumentaban hambre, pero los líderes gusanos y las agencias dejaron claro que sus objetivos eran la “libertad” y el “fin de la tiranía comunista”. O sea objetivos políticos y en línea con lo preconizado por Biden, su secretario de Estado Antony Blinken, los senadores Bob Menéndez y Marco Rubio, y demás gusanos de la cloaca de Miami.

El presidente cubano estuvo en la calle encabezando la defensa de la revolución cubana y también para dialogar con la parte confundida pero honesta de la gente que protestaba. Fue muy coherente y muy fidelista en eso de llamar a los revolucionarios a ganar la calle para defender la revolución, y ponerse él mismo en la primera fila en San Antonio de los Baños.

Díaz-Canel dejó claro que sabe de varios motivos reales para la queja popular, pero el 95 por ciento o más de las causas de esas carencias están en el prolongado bloqueo yanqui y sólo en el 5 por ciento en errores del gobierno, demoras, burocratismo o desorganización. Subrayamos: ¡la causa fundamental de las carencias es el bloqueo genocida mantenido por 60 años por Washington!

Está en manos del gobierno cubano el analizar la parte que le toca para corregir y mejorar, aún bajo el fuego cruzado del imperio y sus vasallos. Hay que separar a la gente confundida o equivocada de los mercenarios que quieren volver a la semicolonia, el garito y el burdel de tiempos de Batista.

Todo dato debe ser puesto en contexto. Es cierto que aumentaron los casos de COVID, pero los resultados de Cuba son mucho mejores que los de EE UU, Brasil y Argentina. EE UU tiene 138 veces más contagios que Cuba y 384 veces más muertos. El imperio hasta ahora se negó a liberar el uso de las patentes de las vacunas, como pidió la Organización Mundial de la Salud. ¿Y se atreve a criticar a Cuba en lo sanitario?

Por todo esto, los partidos y organizaciones firmantes ratificamos nuestra solidaridad con Cuba, la defendemos del bloqueo y las maniobras yanquis-gusanas, y somos parte de su causa martiana y fidelista, defendemos sus embajadas y consulados agredidos en muchos países, etc.

Reclamamos el fin inmediato del bloqueo yanqui y pedimos el Nobel de la Paz a las Brigadas Internacionales Médicas Cubanas “Henry Reeve”.

Que EE UU le devuelva la zona de Guantánamo usurpada, enmienda Platt de por medio. Libertad a la presa política Ana Belén Montes, en una cárcel de EE UU desde hace casi 20 años por ayudar a Cuba.

Que la ONU modifique su Carta para que una moción votada por dos tercios de la Asamblea General sea obligatoria para el Consejo de Seguridad y toda la entidad.

Que los bancos centrales de China, Rusia y el Banco Central Europeo den un crédito a tasa cero a Cuba por el daño provocado por el bloqueo entre 2019 y 2020, que son 9.157 millones de dólares. A partir del levantamiento del bloqueo la Patria de José Martí podría devolver ese capital, sin intereses, en cuotas anuales.

Firman:

Partido de la Liberación (PL) de Argentina.

Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria) – PC(AP).

Grupo de Trabajo Solidario MIL POR CUBA (Argentina).

Movimiento por la Paz y el Socialismo (Cantabria).

Partido Comunista de Kurdistán.

Partido Comunista de los Pueblos de España.

Partido Socialista de los Trabajadores de Croacia.

Coordinadora Simón Bolívar (Venezuela).

Partido de los Trabajadores de España.

Joven Guardia Roja de España.

Partido de la Revolución Popular (República Dominicana).

Consejo Popular de Siríacos en Europa – Volksrat der Suryoye in Europa.

Movimiento M – 48 (Italia).

Comunistas de Serbia.

Convergencia Socialista (Italia).

Euskal Komunisten Batasuna / Unión de Comunistas Vascos (EKB).

Unión Proletaria (España).

Workers World Party – Partido Mundo Obrero (WWP) EEUU.

Partido Comunista Bolchevique de Toda la Unión (VKPB) – Rusia.

Partido Comunista de Alemania – KPD.

Jeunesse Patriote Communiste-PCQ (Québec).

Partido Proletario (Suiza).

Iniciativa Comunista (España).

Agrupación BsAs Del Movimiento 26 de Marzo del Uruguay. Integrante de UP de Uruguay

Regional del Partido Comunista Paraguayo en Buenos Aires.

Sindicato de Obreros y Empleados del Azucar de San Isidro (SOEASI).

H.I.J.O.S Lanus.

Solidario GB.

R.A.S.H. Buenos Aires.

Frente Antiimperialista Internacionalista, España

Partido Comunista de Albania (PKSH).

ARLAC asociación belga de solidaridad.

ChavismoSur.

Grupo Por Soberanía (GPS) – Línea Fundadora.

Siguen las firmas…

Enviar Adhesiones a: plreg[email protected]

 

Comments are closed.