DestacadoFondo documentalHegemonía ideológico-culturalImperialismo e InternacionalismoImperialismo, resistencias e internacionalismo

LA MUJER Y LA GUERRA IMPERIALISTA

El siguiente texto es una introducción y guía a la charla que efectuara nuestra compañera Ángeles Diez en Alicante y Elche el pasado 1 de marzo sobre «La mujer y la guerra imperialista».

En la primera parte puedes encontrar una guía para usar la presentación; al final podrás encontrar la propia presentación.


(Guía para usar el power-point)

Esta reflexión que propongo trata de abordar dos preguntas:

1.- ¿por qué el antiimperialismo y el internacionalismo está fuera de las reivindicaciones feministas? Hoy en día vivimos en un estado de guerra permanente. Las víctimas civiles de las guerras han aumentado exponencialmente. Mientras que en la I Guerra Mundial los no combatientes supusieron un 5% del total de las muertes, en la II Guerra Mundial el porcentaje es del 66 % y actualmente entre un 80% y un 90% de los fallecidos en los conflictos bélicos son personas desarmadas.

Sin embargo, las reivindicaciones feministas dejan fuera el tema de la guerra e incluso, algunos grupos celebran como una conquista feminista que las mujeres se hayan incorporado a los ejércitos y tengan un papel destacado en las guerras.

2.- ¿Qué papel cumplen las mujeres en la guerra imperialista actual? La Guerra actual ha cambiado, aunque se nos presenten como conflictos fragmentados son parte de una Guerra global capitalista, por los recursos, por los mercados, por el dominio. La propaganda adquiere mayor presencia (tras la Guerra de Vietnam) y se adapta a una nueva forma de Guerra. Así, la imagen de la mujer y las reivindicaciones feministas son instrumentalizadas bien para justificar la guerra (caso de Afganistán que se utilizó como propaganda la liberación de las mujeres sometidas a los talibanes) o para contribuir al derrocamiento de gobiernos “no integrados” (caso de los movimientos feministas en Nicaragua)

Las mujeres NO SON SÓLO, junto con los niños, LAS PRINCIPALES VÍCTIMAS DE LAS GUERRAS, siempre han participado en la guerra:

  • De forma indirecta o directa, activa o pasiva
  • Desde Helena de Troya (causa o excusa de una guerra que duró 10 años) pasando por Juana de arco o María Pineda
  • Pero ni todas las guerras han sido guerras imperialistas ni han cumplido el mismo papel.
  • En cada momento el papel de las mujeres en la guerra y en la propaganda de guerra está en conexión con el papel y el estereotipo que domina en una sociedad determinada. Es decir, el papel que cumplen las mujeres en la guerra se inserta en el sistema general de representaciones de la vida cotidiana. Los valores adscritos al género femenino cumplen una función clave en la reproducción del conjunto de valores hegemónicos que sostienen el capitalismo. Por eso es tan útil al capitalismo canalizar, orientar y manipular las consignas feministas.

Históricamente podemos encontrar 3 roles o estereotipos que se han trasladado de la vida cotidiana al campo de batalla. En la guerra imperialista actual la propaganda de guerra combina los tres:

  1. La mujer sumisa, vulnerable y dependiente. Se corresponde con la mujer víctima.
  2. Mujer pérfida, prepotente y castradora. Se corresponde con la mujer “causa o responsable” de la guerra
  3. Mujer empoderada. Se corresponde con la mujer heroína.

La guerra imperialista actual (globalización del capitalismo) Nueva fase de acumulación capitalista:

  • Las guerras imperialistas del XIX y las del XX son diferentes a la guerra imperialista actual
  • La guerra imperialista actual combina todas las formas de guerra anteriores pero potencia especialmente le guerra psicológica y la propaganda utilizando el gran potencial de las NNTTIC .
  • La potencia hegemónica que lidera el imperialismo es EEUU
  • El objetivo fundamental es liquidar y/o neutralizar cualquier resistencia, por pequeña que sea.
  • La crisis capitalista no permite la más mínima concesión.
  • EEUU como potencia hegemónica en declive (multipolaridad) : militarmente, económicamente, geopolíticamente. Solo conserva su hegemonía en lo ideológico-cultural.

Esta hegemonía cultural e ideológica es la clave para analizar el papel actual de la mujer en la guerra imperialista.

La guerra contemporánea es una guerra imperialista cuyo pilar más importante es el dominio ideológico y cultural. ⇔ Objetivo: integrar a todo el planeta al capitalismo.

  • Con la caída de los países del Este se impone una nueva doctrina de guerra. Las víctimas de la guerra se redefinen como “sociedad civil” y se hace más complejo el papel de las mujeres en la propaganda de guerra
  • Experiencia de la guerra Fría nos muestra cómo se utilizaron a los grupos de intelectuales de izquierda no comunistas para atacar a la Unión Soviética. En su texto “La CIA y la guerra fría cultural”, Frances Stonor Saunders, nos cuenta cómo se financiaba a artistas, escritores, músicos, etc. de izquierdas europeos para que sus críticas a la URSS resultaran más creíbles y conseguir aislar y derrotar el comunismo.
  • Si esta práctica está demostrada por la investigación de Frances, nada nos impide pensar que se puede estar haciendo lo mismo con los movimientos feministas.

A partir de los años 90 y principios del siglo XXI, desaparecidos los referentes comunistas las resistencias al capitalismo más importantes (en occidente) vendrán de la mano de los movimientos sociales (principalmente el ecologismo y los movimientos de mujeres)

  • Es fácil comprobar cómo la imagen de la mujer se ha convertido en el eje articulador de los relatos mediáticos en contra de los “Estados canallas”. Esto se dio en Afganistán, Iraq, Siria y también se ha dado en Cuba y en Venezuela con las llamadas “damas de blanco”, y en Nicaragua con los movimientos feministas. (El artículo de Tita Barahona sobre la “Cooptación de grupos feministas por el imperialismo yanqui: el caso de Nicaragua”, es fundamental para entender el proceso. http://canarias-semanal.org/art/24189/cooptacion-de-grupos-feministas-e-imperialismo-yanqui-el-caso-de-nicaragua)
  • De víctimas, instigadoras o causantes de la guerra en la propaganda clásica, las mujeres han pasado a tener un papel activo en la guerra moderna:
    • El estereotipo de la paz asociado a las mujeres ha servido para construir una imagen de las oposiciones a los gobiernos enemigos de Estados Unidos: “oposición pacífica” a la que hay que ayudar.
    • Las mujeres se han integrado en el ejército lavando una imagen clásica de la guerra como destrucción y muerte, y sustituyéndola por la de “misiones de paz”, liberación de la sociedad civil oprimida, etc.
    • La propaganda alrededor de la imagen de la mujer hegemoniza los discursos de “intervención humanitaria” vía feminismo
  • (el papel de víctimas y/o arma de guerra sigue estando ahí pero se convierte en secundario en la propaganda de guerra)

Una vez “desaparecido” el socialismo y el comunismo como enemigo principal (con la caída de los países del Este), el ecologismo y el feminismo se presentan como las ideologías más fuertes para generar resistencias al capitalismo

  • Aparecerán priorizadas en la propaganda de guerra que se nos vende como “información”.

Es importante analizar el papel de las mujeres en las llamadas “revoluciones de colores”:

  • Blogueras
  • Reporteras
  • Líderes de organizaciones feministas, Heroínas, promotoras de las movilizaciones…

En la guerra imperialista actual el feminismo (esterilizado-neutro) es alimentado para bloquear el gran potencial de la lucha feminista.

  • El feminismo se redirecciona y canaliza en función de los intereses imperialistas:
    • No se ataca a Arabia Saudí, ni a Honduras, ni en Argentina…
    • Se apoya y ensalzan las políticas de Israel hacia el movimiento LGTB, pero no hay grandes movilizaciones por las mujeres presas palestinas encarceladas.
    • Se apoya a las Damas de Blanco (Venezuela, Cuba)
    • Se arremete contra Nicaragua
  • Se alaba el papel de mujeres que llegan a puestos de poder (como si el género fuera una ideología)

En el sistema de valores de las sociedades actuales la mujer sufre una nueva estereotipación bajo la consigna de la igualdad:

  • Empoderamiento
  • Equiparación en los roles tradicionalmente masculinos
  • Su potencial reivindicativo es canalizado hacia los aspectos formales

¿Qué podemos hacer?

Enfrentar la guerra actual desde una perspectiva de género, de raza y de clase.

  • Estudiar la manipulación y utilización de las luchas feministas al servicio de la guerra imperialista.
  • Tejer la experiencia de las resistencias
  • Conectar las luchas
  • Preservar la memoria de las victorias de los pueblos.
  • Trabajar en el cambio radical de la conciencia: crear las condiciones subjetivas para un proceso revolucionario socialista.
  • Tener determinación, voluntad y objetivos claros a la hora de diseñar estrategias contra el imperialismo.
  • Ayudar a construir un Frente Anti-imperialista internacionalista. El internacionalismo es el arma más potente en nuestras manos.

(Ver y/o descargar la PRESENTACIÓN en formato pdf)

Comments are closed.