ArtículosCampañasDestacadoVenezuela/América Latina

Sobre el PSUV

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) nace para nuclear a las múltiples fuerzas sociales y políticas que ven en la Revolución Bolivariana nuestro particular camino hacia el socialismo. Su creación, impulsada por el comandante Hugo Chávez, es un hecho histórico singular que ha marcado a nuestra generación y seguramente lo hará con las siguientes, hasta dónde uno alcanza a vislumbrar un horizonte posible.

Pienso en el PSUV como una de las orga nizaciones políticas más significativas de Latinoamérica, y sin duda la más importan te de la historia venezolana.

Pero ¿qué significa ser el partido de la Revolución Bolivariana? Puesto que, en general, estamos satisfechos con él por los triunfos electorales que nos ha dado, tan decisivos en una democracia como la nuestra, tal vez algunos de nosotros pudiéramos cometer el error de ver sobre todo al PSUV como una poderosa maquinaria electoral. Y es bien cierto que lo es. Pero no solamente. Pues hay compromisos y tareas que, sin dejar de tributar al respectivo proceso electoral en cada ocasión, lo superan y trascienden en aras de los grandes propósitos de la Revolución.

Cito algunas de las responsabilidades del PSUV que me parecen relevantes.

Ser el partido organizador del pueblo. Para lo grande y para lo pequeño, en los momentos estelares desde luego, pero también en el día a día.

Ser el espacio más destacado y especialmente idóneo para el debate y la construcción de pensamiento revolucionario ligado a la realidad. Así como para la formación y autoformación a partir de ese pensamiento.

Ser el principal factor de apoyo en el seno del pueblo a la gestión del Gobierno revolucionario. Al mismo tiempo que la cantera para sus mejores cuadros.

Ser la vanguardia en toda acción transformadora.

Ser el catalizador de los procesos unitarios de los patriotas, de los revolucionarios, y de la unidad cívico-militar.

Ser el principal motor de la transformación cultural indispensable para blindar el proceso de construcción del socialismo.

A la luz de estas tareas que destaco y de otras más que pudieran enumerarse, hay que recordar por otra parte que el PSUV no es una masa amorfa, ni una abstracción política, sino una organización real existente, constituida por venezolanas y venezolanos de esta época y en estas circunstancias, donde cada uno de los militantes ha de tener plena conciencia de su compromiso personal y de su valor engarzado en el valor del colectivo.

¡Nosotros venceremos!

(Publicado en Correo del Orinoco, el 10 de junio de 2021)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.