ArtículosImperialismo e InternacionalismoVíctimas y Resistencias

Covid – Crisis del capitalismo – Guerra (3 de 3). Ramón Pedregal Casanova

(Continuación de «Covid – Crisis del capitalismo – Guerra (2 de 3)«)

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante, / mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia, / fieramente existiendo, ciegamente afirmando, / como un pulso que golpea las tinieblas, / cuando se miran de frente / los vertiginosos ojos de la muerte, / se dicen las verdades: / las bárbaras, terribles, amorosas crueldades. / …

Versos del poema titulado La poesía es una arma cargada de futuro. Autor, el gran poeta, Gabriel Celaya.

Tened presente el hambre: recordad su pasado / turbio de capataces que pagaban en plomo. / Aquel jornal al precio de la sangre cobrado, / con yugos en el alma, con golpes en el lomo. / …

Versos del poema titulados El hambre. Autor, el gran poeta comunista, Miguel Hernández.

La Covid en el mundo capitalista sirvió para que el gran capital arrasase la vida de la clase obrera, y también a los medianos y pequeños comerciantes e industriales, concentrando mucho más poder; un dato nos habla de esa realidad: los ricos multiplicaron su dinero por 4 en un año. El aumento de la desigualdad social es un objetivo claro, según vemos. Estaban consiguiendo beneficios con su nuevo capitalismo. Los pequeños comerciantes, ahorradores, propietarios, eran ahogados en el “reseteo”, “reinicio”, del capitalismo, se dispersaban y pasaban a formar parte de la clase obrera, la gran perdedora, la peor tratada.

Pero la crisis del capitalismo que hoy se hace llamar “neoliberal”, fracasado, improductivo y que no les da beneficios, se precipita continuando el ensayo de sociedad con control militar gubernamental de modo absoluto y todos ellos bajo el mando de las multinacionales, directoras del Estado. Así es como, con seguidismo e integración del parlamento al mando que se imponía, sin explicación social, sin permitir que la ciudadanía se enterase de las causas, la crisis económico – política del capitalismo entró en la fase más comprometida, en su último escalón, empezó con un golpe de Estado en Ucrania en 2014 y con ella dio en la conducción de un ejército nazi que machacaría durante ocho años a las regiones Lugans y Dones opusieron al golpismo y defendieron la democracia popular. Con documentos desclasificados se ha sabido que el poder oscuro de EEUU lo había preparado la guerra con mucha antelación, empezaron a planificarla en 1997, más cerca de nuestro día conocimos los preparativos mediante el informe de la Rand Corporation: Cómo EEUU planeo la guerra de Ucrania y la crisis energética de Europa. Deben leerlo, reflexionen, difundan y guarden: http://www.geoestrategia.es/index.php/noticias/confidenciales/38846-2022-09-18-20-35-12 La guerra, el último escalón del capitalismo, su recurso más criminal, ya ha supuesto una agudización del empeoramiento de la vida del pueblo trabajador en la mayoría de los países, solo en el Estado Español deja pérdidas gigantescas en los derechos y bienes sociales;el gobierno aprueba, con todos sus parlamentarios que se dicen diferentes, miles de millones a los arsenales para que aumenten la fuerza de los cuerpos que sirven de protección del sistema social del gran capital, ¿le parece casual que lo haga en pleno “reseteo o “reconstrucción”?

La concentración del capital requiere eliminación de empleos, bajadas de sueldos, inflación, subida estratosféricas de precios en los alimentos, en el gas, en la luz, lo que significa para gran parte de la clase trabajadora su caída rápida en la pobreza. El INE daba en 2021 la cifra del 27,8% lo que denomina “en riesgo de pobreza”, sin embargo los indicadores de organizaciones que atienden a la situación económica dan porcentajes que van más allá del 30%, ¿será que el INE está en manos del gobierno y trata de maquillar las cifras con las modificaciones que ha venido haciendo en los elementos a tener en cuenta para sus cálculos? También del 2021 da la cifra del 8,5% de personas en “situación de carencia material y social severa”, pero otros informes muestran porcentajes que dejan un dolor enorme, las cifras de 2021 sitúan la pobreza extrema, hambre y más hambre, en Canarias en un 35%, entendemos que es la zona de exclusión más extrema de todas las extremas, lean, reflexionen, aprendan, divulguen, guarden: https://www.elsaltodiario.com/pobreza/cifras-pobreza-cuestionan-el-exito-escudo-social En éste artículo – informe se explica: Si algo define a gran parte de las personas que enfrentan situaciones de privación material es que tienen hijos o hijas. De hecho, como EAPN viene advirtiendo durante años, tener hijos es un factor de riesgo, el 39,9 % de los hogares en situación de pobreza severa están compuestos por dos adultos y uno o más menores. Si se es familia monoparental la situación es preocupante, con un 49,1% de estas familias en riesgo de pobreza y exclusión.

¿Cuál será el porcentaje ahora que termina el 2022, teniendo en cuenta el empeoramiento radical de la situación? La pobreza con hambre se ha duplicado y también se dan porcentajes que alcanzan al 30% de la población, que ha pasado a alimentarse peor de lo que lo hacía que ya era mal, consume productos poco nutritivos y deja de hacer alguna comida del día. El resultado se ve en la gente de las zonas deprimidas. Debemos saber que una alimentación deficiente daña el estado psíquico y físico, y eso tiene que ver directamente con las familias que no tienen recursos, que sufren el desempleo y por tanto se encuentran en el último margen social. Y si nos detenemos en la infancia debemos señalar que su mala alimentación afectará a sus capacidades de aprendizaje, estudio, asimilación, capacidad física y serán más propensos a las enfermedades, a nadie le cabe duda que el hambre afectará a su vida. ¿Sabe cuánto dinero haría falta, según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) para cubrir las necesidades más básicas de los sectores que pasan hambre en el Estado?: 30.000 millones. ¿Cuántos millones de euros ha aumentado el gobierno actual para armamento?: 27.000 millones de euros, el mayor gasto militar de la historia del Estado español. ¿Cuánto ha regalado al nazi Zelenky y cuánto invierte en preparación de nazis ucranianos en Zaragoza, Toledo y algún sitio más?: no hay cifras claras, la guerra tiene sus condiciones. ¿Cuánta hambre y pobreza se habría dejado atrás si se hubiesen empleado esos millones en las necesidades de la población trabajadora? Eso no les es negocio.

Todo lo ocultan traduciéndolo en un enemigo al que se debe odiar, un enemigo al que se desprecie, para lo que hay que ocultar su cultura, su ciudadanía social, su cultura, hay que hacer que el pueblo en general lo crea terrorífico, dañino, lejano, pero eso sí, ocultando por encima de todo que es un pueblo al que el gran capital imperial le lleva la guerra porque pretende robarle, ¿y para qué le quiere robar?: para continuar sosteniéndose como dominante. La crisis y la guerra del gran capital son producto de las contradiciones de su manera de sostenerse, la explotación de la clase obrera. Llegados a éste punto, lo que obtenemos es la escasez porque el negocio lo tienen ya en ese intento de reconversión del capital, el “reseteo”, y como vemos y sentimos la búsqueda de su beneficio no la dirigen a la inversión productiva, el negocio no lo tienen aquí, aquí se desarbola a la clase obrera, faltan medicamentos y productos como el aceite de girasol, suben la gasolina, suben de manera monstruosa el precio de la electricidad, del gas para la calefacción y la cocina, suben el transporte y … guían a la ruina a la clase obrera ante los productos de primera necesidad.

El que el INE no hable de la desnutrición en la población, es el indicador de su interés por ocultar la situación del hambre en el Estado español. La información que saca el mismísimo INE (Instituto Nacional de Estadística) a pesar del manejo para ocultar lo más vergonzoso, nos habla de que la inflación está enquistada, que ha llegado al triple del objetivo para éste año, nos dice además que los alimentos y bebidas no alcohólicas han alcanzado un máximo histórico del 15, 4 %, pero que el azúcar ha subido un 48,4%, las harinas y otros productos similares para comida han subido un 37,8 %, que la mantequilla ha subido un 34,1 %. Pero si se calcula la inflación desde fuera del INE, calculando por la recaudación del IVA del Ministerio de Hacienda, nos encontramos con que la inflación se ha incrementado un 20,4 %. Como vemos la crisis va dirigida a la clase trabajadora.

Es obligación de conciencia preguntarnos: ¿estamos preparados, la clase obrera, para hacer frente al desastre social que nos vienen echando y nos van a tirar encima a partir de ahora, volcando los recursos de la caja común en una guerra para que el gran capital conquiste su nueva forma? La nueva forma del capital requiere nueva forma de gobierno, y aquí empieza el curso de las nuevas leyes: para prepararse con vistas a la superación de las posibles resistencias que posiblemente arranquen con la agudización de la crisis del capitalismo, ya han aprobado el castigo de hasta tres años a quien participe en defensa de una familia a la que se vaya a desahuciar, a quien se atreva a protestar en un banco, en una empresa, en la calle fuera de los estrechos márgenes que indiquen duración, lugar, o cualquier otra precisión; lea, reflexione, difunda y guarde: https://diario-octubre.com/2022/11/12/reforma-del-codigo-penal-mas-mordaza-contra-cualquier-movimiento-social/

Pensando en la situación a la que nos ha conducido el capitalismo “neoliberal”, tan bien aliado al imperialismo y tan entregado a las armas y la guerra, con lo que nos cargan a las espaldas a las clases trabajadoras, me he acordado de una obra de teatro que pueden encontrar grabada en las redes, se la recomiendo, véanla, escuchen bien, reflexionen, difundan y guarden: https://www.rtve.es/play/videos/teatro-en-el-archivo-de-rtve/aqui-no-paga-nadie-de-dario-fo/3785478/

«Aquí no paga nadie», una obra de Dario Fo

De Burubú Teatro
SINOPSIS

“¡Aquí no paga nadie!” es la rebelión de una mujer, Antonia, que junto a otras muchas mujeres de su barrio, en el momento de hacer la compra en el supermercado, comprueba indignada, que los precios han vuelto a subir escandalosamente otra vez más y deciden rebelarse y llevarse los alimentos sin pagar o pagando un precio altamente rebajado. Antonia vive con Juan, un honrado obrero de izquierdas. Son un matrimonio humilde, sumido por las circunstancias de un país en crisis. Antonia se ve envuelta en una serie de mentiras en las que incluye a Margarita, su vecina casada con Luis, compañero de trabajo de Juan y con el que comparte una sincera amistad. Como siempre en estos casos, el engaño crece hasta que todos se ven envueltos en situaciones insostenibles, estallando el conflicto y sobre todo mostrando las penalidades por las que atraviesa una sociedad, en la que el paro y la inflación económica son los detonantes de una serie de movilizaciones y enfrentamientos entre la clase obrera y los empresarios, mientras la clase política y los sindicatos piden tranquilidad y orden, aunque crezca la injusticia. La única alternativa que tienen es la desobediencia civil. ¡El enredo está servido!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.