ArtículosEste de EuropaOTAN, bases, gastos militares

De aquí a Lima con el caballero negro. El lince

Hubo una época en la que quien controlaba el mundo era el imperio español. Se decía entonces que abarcaba tanto que no se ponía el sol. En el acerbo popular apareció una expresión, «De aquí a Lima», con la que se expresaba la gran distancia que había entre una cosa y otra, porque en aquellos tiempos Lima era la gran ciudad que estaba en la otra punta del imperio español. Y todavía se sigue utilizando y sigue siendo una expresión popular para enfatizar lo mismo que entonces, la enorme distancia.

Hoy hay otro imperio donde también se vive la ficción de que no se pone el sol. Ficción, porque el sol se está poniendo por el Oeste y saliendo por el Este. Y Lima no es su ciudad de referencia. Ni siquiera por las movilizaciones que se están produciendo y la falta de crítica del muy democrático Oeste con quien «pisotea las libertades y viola los derechos humanos», por utilizar expresiones que se acaban de utilizar para una enésima ronda de sanciones occidentales contra Irán. A fin de cuentas, en Lima, no son más que un puñado de indios los que protestan y mueren y con ellos no hay solidaridad «democrática y de valores» alguna.

Por eso este vídeo de Residente viene al pelo. Porque esto no es América, es el Occidente, democrático, eso sí, en pleno.

Un Occidente inculto y atrasado que repite como los loros, sin saber lo que dice, lo que le dicen que tiene que decir. En el país 404, antes conocido como Ucrania, por ejemplo. Y ahí está el tema de las armas que dicen que van a mandar, como si eso fuese algo significativo en lo que está pasando y que no es otra cosa que Rusia está dando una paliza monumental a la OTAN.

Por eso este vídeo de los Monty Pyhton lo clava.

No importa que el país 404, antes conocido como Ucrania, esté teniendo «víctimas diarias de tres dígitos», como andan diciendo algunos militares occidentales (os ayudo: tres dígitos son desde 100 a 999, poned la cantidad que queráis y veréis la enormidad de lo que está pasando). No importa que se hable ya abiertamente de «al menos» 150.000 soldados ucranianos muertos. Y os recuerdo que en diciembre del año pasado, la condesa de la UE metió la pata reconociendo que, entonces, eran 100.000 los soldados ucranianos muertos.

No. «Ucrania gana» y «Rusia tiene que perder», como se acaba de decir en el fantasmagórico Foro de Davos. Otra vez, porque ya lo dijeron en la reunión del 2022. Son como el Caballero Negro. Igualitos.

(Publicado en el blog del autor, el 24 de enero de 2023)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.