ArtículosDestacadoVenezuela/América Latina

No está de moda defender a Venezuela y no hay peor ciego que el que no quiere ver

Si te interesa seguir toda la actualidad regístrate AQUÍ y recibe por email todas las actualizaciones del blog. 

____________________________________________________________________________

Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI).

Llegaron y pasaron las elecciones en Venezuela. El pasado 20 de mayo, Venezuela celebró elecciones presidenciales y legislativas estatales. A pesar de los intentos de boicot de la oposición y de Estados Unidos, Unión Europea y aliados, el proceso se desarrolló en paz y el pueblo venezolano ejerció su soberanía, aunque la participación no llegó al 50%. Nicolás Maduro, resultó reelegido en su cargo con 6.190.612 votos. Su principal adversario, Henri Falcón, obtuvo 1.917.036 votos, mientras que el candidato Javier Bertucci logró 925.042 votos y Reinaldo Quijada 34.614.

En total votaron 9.132.655 de venezolanos, de los más de 20 millones y medio que estaban llamados a las urnas, además de los 108.585 que viven fuera de su país (casi 23.000 de ellos inscritos en España).

En España se colocaron 42 mesas electorales entre Madrid, Barcelona, Bilbao, Tenerife y Vigo. La jornada se desarrolló con normalidad, a pesar de las manifestaciones convocadas por la oposición a las puertas de los centros de votaciones, como en la embajada venezolana de Madrid, para intentar disuadir a los votantes de ejercer su derecho.

Estas elecciones superaron más de 13 auditorías antes, durante y después de las mismas, se auditaron el 54% de las urnas, (para contrastar con el resultado registrado por las máquinas de votación). El 20 de mayo Venezuela contó con más de 150 observadores internacionales de más de 40 países, incluyendo la misión del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA), delegaciones de la Unión Africana, de países del Caribe, la Comisión Central Electoral de Rusia, así como destacados académicos, parlamentarios y periodistas de Europa. Por España, acudieron diputados del Congreso español, senadores y algunos parlamentarios regionales. El presidente del CEELA, Nicanor Moscoso, enfatizó que “Venezuela es el único país que aplica auditorías a cada uno de los procedimientos previos y posteriores a la realización de una elección”.

Previamente, como en cada una de las 23 elecciones que se han celebrado en el país latinoamericano en los últimos 18 años, el Consejo Nacional Electoral venezolano (órgano que no depende del Ejecutivo) extendió reiteradas veces invitaciones a la Organización de las Naciones Unidas (ONU); a la representante de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini; y al órgano rector y la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados y los principales partidos políticos de España, entre otros.

Todos los observadores internacionales han declarado el proceso como libre y democrático. El sistema electoral venezolano está sometido a tantos ataques que ha elevado su nivel de exigencia hasta convertirse en uno de los más transparentes del mundo, según avalan los observadores. Sin embargo, muchos países rechazaron la invitación de Venezuela para comprobar con sus propios ojos lo que hasta la mismísima ONU ha certificado en varias ocasiones, que es uno de los sistemas electorales más transparentes del mundo. Otros se empeñaron en colaborar con el llamamiento al boicot de la oposición, como Canadá, que de forma unilateral y sin argumentos, impidió que los venezolanos residente en su territorio pudieran votar.

Es asombroso el tono de la mayoría de los grandes medios corporativos. Los de España en concreto, se negaron a mencionar una arrolladora y evidente victoria de la revolución bolivariana, y se decantaron por destacar la baja participación. Una postura bastante irresponsable, dado que las elecciones habían sido avaladas por observadores internacionales creíbles y de renombre, como el Centro Carter.

Estos medios olvidan que el apoyo desgranado de las cifras de participación electoral deja muy tocados a otros mandatarios más de su “gusto”. Maduro sacó el 67,84% de los votos, lo cual significa un apoyo del 31,25 % del censo, un gran apoyo popular si lo comparamos con otros.

Pascual Serrano en su mensual “perlas informativas” desgana varios detalles más de la desinformación a que estamos sometidos en España sobre Venezuela:

Con este titular del día 4 de mayo, se pretende dar a entender que existe fraude y además es chapucero. Algo que logran descontextualizando la noticia, como con todo lo demás de este país. El periodista explica en sus perlas de modo breve y sencillo que “Maduro figura en diez ocasiones porque ese es el número de formaciones políticas que lo proponen para la reelección en el cargo. El candidato opositor Henri Falcón aparece cuatro veces, ya que le apoyan tres partidos además del suyo. Es más, en las elecciones de 2012 el opositor Henrique Capriles salía 22 veces frente a las 12 que aparecía Chávez, porque a cada uno le apoyaba ese número de partidos.”

Cabe preguntarse cómo es posible que esos mismos medios mayoritarios apenas den cobertura a la validación internacional de las elecciones manifiestamente fraudulentas de auténticos dictadores como Teodoro Obiang en Guinea Ecuatorial, o criminales contra la humanidad como Paul Kagame de Ruanda; cómo esos mismos medios no nos asedian con titulares cagados de alarma para denunciar los 282 líderes sociales asesinados en Colombia desde que se firmase el acuerdo de paz. También cabe preguntarse cómo el público español puede haber llegado a estos niveles de falta de mirada crítica.

Por supuesto también es una buena cuestión a trabajar el cómo hacer llegar al gran público información de calidad y contrastada entre tanta maraña de manipulación investida de noticia, sobre todo ante la falta de disponibilidad de la audiencia generalizada para escuchar algo que contradiga su idea ya “formada”. Hablamos de la disonancia cognitiva, o cómo “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.

Las elecciones en Venezuela sufrieron una baja participación, pero quedó claro el apoyo del pueblo a la revolución bolivariana, a pesar de las difíciles condiciones de vida a las que están sometidos debido a la presión exterior, embargos, bloqueos, intervenciones desestabilizadoras desde la extrema derecha en el exterior y en el interior. El pueblo venezolano ha dejado claro que diferencia a sus defensores de sus enemigos y resiste al lado de sus defensores, por ahora.

Miguel Díaz Canel, Presidente de los Consejos de Estado de Cuba, en un breve discurso pronunciado en Caracas el 30 de mayo, recordó que no está de moda apoyar a Venezuela y explicó por qué en Cuba comprenden mejor que muchos la tesitura en que se encuentran los venezolanos “Conocemos muy bien esa hipocresía de culpar a las ideas emancipadoras y a los gobiernos populares de los males que generan las políticas, las sanciones y acciones imperialistas de sometimiento, acoso, aislamiento y bloqueo. Nadie puede confundirnos con discursitos humanitarios”.

Comments are closed.