CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 82
DeclaracionesDestacadoImperialismo e Internacionalismo

Por un estatuto de neutralidad internacional para el archipiélago canario en la consecución de una zona de paz y desmilitarizada

Nuestros compañeros del Frente Unitario de Canarias por la Paz y la Neutralidad nos hacen llegar la siguiente Declaración:


POR UN ESTATUTO DE NEUTRALIDAD INTERNACIONAL PARA EL ARCHIPIÉLAGO CANARIO EN LA CONSECUCIÓN DE UNA ZONA DE PAZ Y DESMILITARIZADA.
En el treinta y cinco aniversario del referéndum celebrado en el estado español el 12 de marzo de 1986, donde el pueblo canario, en una especie de grito emancipador y de paz, se pronunció con un  NO rotundo a la OTAN, no queda otra opción que seguir impulsando la exigencia, ante el estado español y organismos internacionales, de que se respete la voluntad de paz expresada por el pueblo canario en dicho referéndum. Máxime cuando, desde la entrada en vigor  en 2008 del mando militar de los EE.UU. para África, AFRICOM, las Islas Canarias, cobran una especial importancia geoestratégica para los planes del imperialismo estadounidense para el asalto y expolio de los ingentes recursos naturales del continente africano y aguas circundantes (petróleo, gas, tierras raras, metales preciosos, pesca, fosfatos, grandes zonas de cultivo, fundamentalmente), transformando a nuestro Archipiélago en una gran plataforma militar aeroportuaria al servicio de su criminal gendarme, estructurado en la organización supranacional guerrerista OTAN, en la cual se incluye todavía el estado español; a pesar que todas las condiciones en negativo fijadas en aquel referéndum, en caso de integración de España en la OTAN, no se han cumplido: las bases y tropas (en aumento constante) estadounidenses continúan en territorio español, España ya , está integrada en la estructura militar de la OTAN y el peligro de nuclearización es un hecho, al permitir los sucesivos gobiernos españoles establecer a los EE.UU. en la base de Rota (Cádiz) un escudo naval de antimisiles, capaces de albergar ojivas nucleares. Un verdadero fraude que se perpetúa hasta la fecha y en el que el pueblo canario sufre sus consecuencias: la creciente militarización de Canarias. Pues no podemos perder de vista que la OTAN actúa en África a través del AFRICOM. Los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la OTAN en Libia en el año 2011 son una prueba de ello.
En la creciente militarización de Canarias se suman recientes acontecimientos, tales como la utilización de puertos y aeropuertos canarios para expediciones de guerra ofensiva,  sobre todo a Malí y al Golfo de Guinea, utilizando tropas nacionales establecidas, también traídas del extranjero y entrenadas en el Archipiélago Canario, concretamente en campos de tiro establecidos en parajes dignos de protección natural como Pájara, en Fuerteventura. Recordar que el aeropuerto de Gando, en la isla de Gran Canaria y el aeropuerto de los Rodeos, en la isla de Tenerife, han sido utilizados por la agencia de inteligencia de EE.UU., CIA,  para escala en sus criminales vuelos secretos, en donde se transportaban personas secuestradas para ser internadas en cárceles de tortura estadounidenses, como Guantánamo, en Cuba. Además, de ser utilizados sus cuarteles y aeropuertos como estaciones de escala y avituallamiento de tropas y naves extranjeras en misiones de guerra contra  pueblos y naciones africanos.  La conversión de Canarias en campos de concentración  de las varias decenas de miles de migrantes africanos, que en el último año han huido y está huyendo, a través de la trampa mortal del océano Atlántico, en pateras o cayucos, de las miserias y guerras impuestas por el imperialismo en África, toda vez que, la OTAN-Unión Europea impiden que los migrantes africanos que llegan a Canarias puedan acceder a territorio peninsular español y al resto del continente europeo, es una expresión más de la dominación militar colonialista ejercida sobre Canarias.
El espacio aéreo y el mar circundante del Archipiélago Canario, su territorio, también, están siendo utilizados, amenazando a la Paz del pueblo canario y de los pueblos de África, con  reiteradas y cada vez mayores maniobras militares, con sobrecogimiento de la población canaria y su temor de ser considerada enemiga de los pueblos y naciones del continente africano. Las  inusitadas y nunca vistas, por su dimensión, maniobras que han tenido lugar en la primera semana de marzo a escasas millas al norte del Archipiélago Canario, las denominadas “Lightning Handshake”, con invasión y perturbación del espacio aéreo canario y en las que participaron cinco mil efectivos militares, con gran despliegue naval y aéreo, con el portaaviones estadounidense de propulsión nuclear el USS Dwight D. Eisenhower, es un ejemplo de ello. Estas maniobras militares, con la simbólica participación militar marroquí, es una demostración de fuerza y amenaza no sólo contra el pueblo del Sáhara Occidental que ha reactivado su lucha armada por la autodeterminación e independencia contra la ilegal ocupación colonial marroquí de su territorio sujeto a descolonización, el Sáhara Occidental, sino, también, contra  quienes en el pueblo canario luchan por el derecho a la autodeterminación, su neutralidad, por la Paz y porque las riquezas naturales y el territorio del Archipiélago Canario no sean objeto de saqueo y expolio por las grandes corporaciones transnacionales de los países OTAN, en las que han de incluirse los minerales raros submarinos existentes en sus aguas marítimas circundantes.
El eje militar base de Rota (Cádiz) y Canarias utilizado por el imperialismo estadounidense para las guerras de agresión y saqueo en el continente africano es una amenaza para la Paz en la región.
Como una especie de afrenta al pueblo canario, también, hemos asistido en las dos últimas semanas, a medida que se acercaba la fecha del treinta y cinco aniversario del NO de Canarias a la OTAN, a actos militaristas presididos por el Jefe del Mando Militar de Canarias, tanto en las principales sedes militares de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas de Gran Canaria, respectivamente, con nombramiento de embajadores civiles de la “Marca Ejército”, cobrando especial relevancia el nombramiento a conspicuos miembros de una asociación, propia de una “democracia orgánica”, denominada GEMAEM ( acrónimo de generales, magistrados y empresarios). Inquietante y perturbador.
Por todo ello, es necesario un estatuto de neutralidad internacional para el Archipiélago Canario, para que las Islas Canarias sean un territorio de Paz en el que su pueblo pueda dignamente desarrollarse, política, económica y socialmente en paz, en libertad y en igualdad en sus relaciones de cooperación y amistad con otros pueblos y naciones.
El derecho internacional contempla históricamente la neutralización de territorios de un estado (Islas Aland, islas de Corfú y Paxos, canales de Panamá y Suez, Isla Martín García, etc…). Pero, más recientemente la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en su declaración de la Habana de enero de 2014, establece las bases donde podrían encuadrarse en lo ya previsto por el derecho internacional como neutralización de territorios (incluso, territorios de un estado), plenamente aplicables al Archipiélago Canario, a través de la consecución de un estatuto de neutralidad al respecto, reconocido por el estado español y la comunidad internacional, a través de la ONU. Que serían:
  • Canarias como  Zona de Paz basada en el respeto de los principios y normas del Derecho Internacional, incluyendo los instrumentos internacionales de los que los Estados miembros son parte, y los Principios y Propósitos de la Carta de las Naciones Unidas.
  • Desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza desde nuestro Archipiélago.
  • No intervenir desde el Archipiélago Canario, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos.
  • Fomentar desde el Archipiélago Canario las relaciones de amistad y de cooperación entre sí y con otras naciones, independientemente de las diferencias existentes entre sus sistemas políticos, económicos y sociales o sus niveles de desarrollo; de practicar la tolerancia y convivir en paz como buenos vecinos.
  • Respetar desde el Archipiélago canario plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacífica entre las naciones.
  • La promoción en el Archipiélago Canario de una cultura de paz basada, entre otros, en los principios de la Declaración sobre Cultura de Paz de las Naciones Unidas.
  • EL Archipiélago Canario como territorio libre de armas nucleares.
  • No utilización del territorio del Archipiélago Canario por la OTAN, ni por ningún ejército extranjero.
La lucha continúa: ¡OTAN NO, BASES FUERA!
FRENTE UNITARIO DE CANARIAS POR LA PAZ Y LA NEUTRALIDAD.
En Canarias, a 12 de marzo de 2021.

Comments are closed.