América LatinaArtículos

“El ilustre senador” Marco Rubio, en campaña electoral antiética. José A. Amesty

Recordemos que, las elecciones al Senado de los Estados Unidos, se llevarán a cabo el 8 de noviembre de 2022, 34 de los 100 escaños del Senado, se disputarán en elecciones ordinarias, cuyos ganadores cumplirán mandatos de seis años en el Congreso de los Estados Unidos a partir del 3 de enero de 2023 al 3 de enero de 2029. Los senadores se dividen en tres grupos, o clases, cuyos mandatos se escalonan de modo que se elija una clase diferente cada dos años. Los senadores de la clase 3 fueron elegidos por última vez en 2016 y volverán a ser elegidos en 2022.

El senador republicano Marco Antonio Rubio García, buscará reelegirse por el Estado de Florida. Buscará igualmente alcanzar un mayor porcentaje en las elecciones pasadas de 2016, cuando obtuvo una pequeña ventaja.

En este sentido, Rubio García, ya hace tiempo, ha iniciado su campaña electoral a la reelección en el Estado de Florida, cuna de la oposición cubana, venezolana y nicaragüense, entre otras.

No en balde, haya arremetido contra el presidente electo y constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, al enviar una carta al fiscal general, Merrick Garland, y al Secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

La carta solicita el arresto del mandatario venezolano, para que sea juzgado por supuestos cargos de narcotráfico en EEUU. Este arresto se llevaría a cabo por medio de emisión de una alerta roja de Interpol para capturar al presidente venezolano.

Recordemos igualmente que, en marzo de 2020, el entonces fiscal general estadounidense, William Barr, presentó cargos formales de narcoterrorismo, tráfico de armas y corrupción contra el Jefe de Estado venezolano y otros 13 funcionarios del país suramericano. Además, ofreció una recompensa de 15 millones de dólares, por la captura del presidente.

La pretensión de Marco Rubio, es que se arreste actualmente a Maduro Moros, durante la gira internacional que lleva a cabo por varios países como Turquía, Argelia, Irán, Kuwait, entre otros.

De igual modo, Rubio García hace la sugerencia infame, cuando la administración del presidente demócrata, Joe Biden, realiza acercamientos con Caracas y baraja la posibilidad de relajar las sanciones, que por años agravaron la situación económica del país suramericano. El sorpresivo viraje se da en medio de un complejo escenario internacional que pone el petróleo venezolano en la mira de EEUU.

En un artículo reciente de mi autoría, “Senadores estadounidenses anticubanos: Marco Rubio y “Ted” Cruz, no deben hablar mucho”, señalamos que Marco Rubio, el senador republicano en EEUU, se ha convertido en el estratega de presión contra Cuba y Venezuela. En este sentido, Marco Rubio (cabeza política e ideológica), es el alfil más importante para manejar el tema cubano- venezolano, el senador cuenta con el respaldo de la mafia cubana-americana y venezolana de Miami.

A su vez, enfatizamos, tiene estrechas relaciones con el colombiano senador Álvaro Uribe Vélez y el actual presidente Iván Duque, cuyos vínculos con el narco paramilitarismo ha sido públicamente denunciado por la revista Semana y los destacados periodistas Gonzalo Guillen en Nueva Prensa y Julián Martínez.

No es extraño, entonces, estas relaciones de Marco Rubio con la dirigencia narco paramilitar de Colombia, y los lazos, actualmente, ocultos o censurados por los medios de Miami, y el escándalo que se produjo en 1987, por la relación familiar de Marco con su cuñado Orlando Cicilia de Paula, perteneciente a la poderosa banda de narcotraficantes dirigida por Mario Tarrau. Este escándalo, relacionado con el narcotráfico, ocultado por Rubio en su currículo cuando aspiraba a un escaño al Congreso norteamericano, lo marcó como mentiroso por su sospechosa omisión y fue objeto de diversos comentarios.

¿Cómo se atreve “el ilustre senador” a acusar a Maduro Moros, cuando él, si tiene todo un historial, con antecedentes, con verdaderos nexos, con narcotraficantes muy conocidos?

Por otro lado, recientemente ante la noticia que el senador estadounidense, Marco Rubio, pidiera al fiscal general Merrick B. Garland, que solicite a la Interpol la emisión de una “alerta roja” para la búsqueda y captura del presidente venezolano, Nicolás Maduro, esta fue la respuesta del vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV, Diosdado Cabello Rondón, tras una pregunta en la rueda de prensa semanal del partido.

Antes, es necesario también recordar que Diosdado Cabello Rondón, fue acusado por EEUU, de convertir a Venezuela en un narco estado. La justicia estadounidense presentó cargos formalmente contra el dirigente chavista Cabello por narcotráfico y de auspiciar el terrorismo. Así mismo, se ofreció una recompensa de $10 millones por información que contribuya con la captura del líder del chavismo; así como, en ese momento, al ex vicepresidente Tareck El Aissami, el ex jefe de inteligencia Hugo Carvajal, y el general Clíver Alcalá.

La respuesta de Cabello, ante la tropelía de Marco Rubio, fue “Marco Rubio es un delincuente y extorsionador irracional. Venezuela sí podría solicitar un código rojo contra él”.

Cabello Rondón indicó además que, Rubio García, “es un mafioso, pertenece a la mafia y se maneja entre ella. Si revisas quienes fueron los que recibieron dinero (sobornos) de la Asociación del Rifle en EEUU, aparece el nombre de Marco Rubio. Además, si revisas el historial familiar cercano del senador republicano, aparecen nombres de familiares condenados por narcotráfico en EEUU”.

Finalmente, señalo Cabello Rondón, “nosotros si podemos solicitar una orden de captura por la Interpol, ya que ha conspirado abiertamente contra el presidente Maduro Moros, así como el ataque contra el sistema eléctrico venezolano, al mencionarlo él, antes que sucediera”.

En fin, Marco Rubio busca votos en Miami, centro en EEUU de la oposición cubana y venezolana, arremetiendo con mentiras e hipócritamente. Con una falta de ética terrible y no importando llevarse por delante a algunos/as, con tal de lograr sus fines oscuros.

Últimamente, ha surgido en las redes sociales y en medios digitales, un comentario que hay que analizar, profundizar e investigar más, en torno a Marco Rubio, a saber: Ante la pregunta de un comentarista anónimo, ¿Cuáles son las verdaderas raíces de Marco Rubio?, el mismo responde:

“No en vano, Marco Rubio fue quien estuvo involucrado en el golpe de Estado que se dio el 2019 en Bolivia, país donde Evo Morales era la cabeza de ese Estado. Marco Rubio en realidad no es traidor a sus raíces extranjeras (de España), más bien es la muestra más clara de ser la continuación del colonialismo europeo. Viene de una familia de colonos españoles que vivían en Cuba y que se beneficiaban del sistema de explotación de los no europeos, el cual sigue vigente en EEUU. Estos cubanos y otros inmigrantes de origen europeo, que dicen ser de X o Z país de América, son tratados de mejor forma, que los con apariencia de nativo americano (verdaderos dueños del continente) y suelen aliarse al resto de migrantes europeos que viven en EEUU, por eso apoyan sus políticas de Estado e incluso son colocados en cargos administrativos en los diferentes gobiernos de EEUU”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.